12
Jun
08

Salvaguardar beneficios no es “progresista”

En el primer relato de Robert A. Heinlein, “La línea de la vida”, su protagonista -el Doctor Pinero- inventa un aparato para predecir la fecha de la muerte de cualquier persona. Las compañías de seguros le demandan ante lo que supone un duro golpe para su negocio. El juez les responde:

Es un sentimiento creciente entre algunos grupos de este país la noción de que cuando un hombre o una compañía han sacado un beneficio del público durante un cierto número de años, el gobierno y los tribunales tienen el deber de salvaguardar esos beneficios en el futuro, incluso frente a circunstancias de cambio y contra el interés público. Esta extraña doctrina no se halla apoyada por la constitución ni por las leyes vigentes. Ni los individuos ni las corporaciones tienen el menor derecho de acudir a los tribunales y exigir que el reloj de la historia sea detenido, o retrasado, en beneficio particular suyo.

Creo que detener el “reloj de la historia” para salvaguardar los beneficios de unos en el futuro no es algo que favorezca el progreso de la civilización.

Anuncios

0 Responses to “Salvaguardar beneficios no es “progresista””



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Categorías

Archivos

Blog Stats

  • 213,398 hits

A %d blogueros les gusta esto: