31
Dic
08

Dios y los límites del Hombre

suexistenciadios Dios es el tema filosófico más importante del que se puede hablar: si existe, debido a ser lo más grande de todo aquello cuanto existe; si no, porque el debate sobre el concepto de Dios y los atributos que podría tener induce a explorar los límites del Hombre y la posibilidad o imposibilidad de trascenderlos y superarlos.

De ahí que trate a menudo estos asuntos en mi blog, componiendo una serie de lo que se podrían llamar “Apuntes de Teodicea.

Anuncios

4 Responses to “Dios y los límites del Hombre”


  1. 1 Alejandro
    enero 4, 2009 en 11:25 pm

    Solo una pequeña acotación, hubiera sido más apropiado escribir: -“es uno de los temas filosóficos más importantes de los que se puede hablar” en vez de: -“es el tema filosófico más importante del que se puede hablar”.
    También hubiera servido un “más importante para mí”… sí ese es el caso.

    Saludos.

  2. enero 5, 2009 en 5:10 am

    Ciertamente podrías tener razón, pero puse lo que puse intencionadamente (y eso que cuando lo escribía pensé precisamente en lo mismo que me achacas). Lo hice así -adrede- ya que he constatado que, en multitud de ocasiones, cuando se habla de temas filosóficos elevados (¿qué es el Hombre?, sentido de la Vida, Ética, Moral, etc.), si se pasa un tiempo suficiente reflexionando sobre ellos, se acaba derivando el debate a Dios: su existencia o no, y sus atributos posibles. Creo que es algo inevitable si se trata de “sacar todo el jugo” a debates de este tipo -de carácter “metafísico”, podríamos llamarlos-, algo así como una tendencia natural del Ser Humano; ya sea para afirmar o negar a Dios, o no decidirse necesariamente por ninguna de ambas opciones.
    Pero es cierto, quizá mi afirmación sea demasiado tajante y restrictiva, aunque esperaba que se entendiera más la “intencionalidad” (o el “sentido”) que seguir las palabras al pie de la letra.

  3. 3 Alejandro
    enero 6, 2009 en 1:04 am

    Debo admitir que el tema suele “deslizarse” en las conversaciones con bastante frecuencia… vale, comprendo ahora tu intención y me voy a revisar el blog agradecido por la respuesta.

    Saludos.

  4. enero 6, 2009 en 1:50 am

    Es lo que pasa con el lenguaje ordinario, no suele ser demasiado preciso ni riguroso (por ejemplo, Wittgenstein habla mucho acerca de esta problemática). Pero es llamativo que, a veces, algunas ideas se expresen mejor -con mayor “veracidad”- de forma imprecisa que cuidando la exactitud; muy posiblemente debido a la “borrosidad” (ver mi post “Las “medias manzanas” y la lógica difusa”) de ciertos conceptos.

    Las “medias manzanas” y la lógica difusa

    https://angelrey.wordpress.com/2008/12/21/las-medias-manzanas-y-la-logica-difusa/

    ¡Un saludo!


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Categorías

Archivos

Blog Stats

  • 213,332 hits

A %d blogueros les gusta esto: