18
Mar
14

¿La idea de perfección dinamita la idea de Dios?

“Los conflictos de valor provienen de necesidades contradictorias de nuestra común naturaleza humana. Cierta clase de escasez moral está incorporada a la materia de la vida humana. Ningún humano puede ser perfecto porque las necesidades humanas son contradictorias. Esto no significa que la vida humana sea imperfecta, sino que la idea de perfección no tiene significado. La idea de unos valores en conflicto en inconmensurables está lejos de la concepción agustiniana de que todas las cosas humanas son imperfectas. San Agustín contrastó la imperfección del mundo humano con la perfección del divino. En cambio, la rivalidad entre valores inconmensurables destruye la propia noción de perfección.”

John Gray, “Las dos caras del liberalismo” (Paidós, pág. 20). La negrita es mía.

Leer este texto de John Gray -que usaba estos argumentos para tratar otros asuntos- me ha llevado a pensar en lo que podemos llamar una idea “tomista” de Dios (que también sería calificable de “tradicional” o “escolástica”). Si el Dios de la Iglesia Católica está provisto de perfección y esta idea carece de significado, este Dios sería una referencia vacía de sentido. ¿La idea de perfección dinamita la idea de -este- Dios? Con la contradicción podríamos sortear este problema. Si consideramos que Dios tiene unas cualidades de “perfección” e “infinitud” -junto con otras-, necesariamente ha de ser capaz de manejar y asumir la contradicción. Ya lo indiqué en “Sobre las diferentes gradaciones posibles de la potencia de dios”, si bien es cierto que no describo cómo se haría uso de la contradicción. Otra opción -excluyendo intencionadamente el ateísmo/agnosticismo- es redefinir a Dios, despojándole de dichas características problemáticas o “ajustándolas”. Esto no está suficientemente aclarado y me parece que hay un cierto voluntarismo optimista entre bastantes cristianos que se pone una venda sobre estas consideraciones. ¿Por el peligro de derivaciones ateas? Puede ser, pero hay que ser valiente y afrontar consecuencias inciertas. Que no se diga.

PD: El tomismo tuvo sus aportaciones, pero está claramente desfasado. Dependiendo de en qué círculos, muchos todavía han de admitirlo. Y que caiga sobre mí la condena de Richard M. Weaver.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Categorías

Archivos

Blog Stats

  • 213,332 hits

A %d blogueros les gusta esto: